10 ventajas de seguir formándote cuando estás trabajando

 
  Comparte esta Información.

La formación continua te ofrece mayores oportunidades laborales, mejores salarios y crecimiento tanto a nivel personal como profesional

  • ¿Te has dejado de formar al empezar a trabajar? Error.
  • En un mercado que ya no va a dejar de cambiar de una forma vertiginosa, la curiosidad y la inquietud son competencias fundamentales. 
  • En los últimos años ha existido una gran brecha laboral entre los digitales y los no digitales, entre otros. En los próximos será aún más notable. No dejes de formarte en ningún momento.

Mediante estudios universitarios o cursos de formación nos capacitamos para acceder al mercado laboral. Pero una vez que lo logramos, es habitual que esa preparación se haga a un lado para concentrar todas las energías en el trabajo para el que se nos ha contratado, es un grave error.

El mercado laboral varía de forma continua, haciendo que la formación necesaria para acceder a un empleo también cambie. Las nuevas tecnologías y su aplicación, los nuevos perfiles profesionales generados por cambios en la oferta educativa, y la digitalización; son algunos de los causantes de esta constante necesidad de actualización que lleva a las empresas a querer contar con los profesionales más adecuados para afrontar los nuevos retos.

¿Esta constante innovación va a frenar en algún momento? No solo es necesario asumir que no, sino afrontar la innovación constante como una ventaja, un reto permanente que obliga a una formación contínua.

¿Innovación contínua como ventaja?

La innovación, la mejora, la búsqueda de nuevas soluciones solo son desventajas para aquellos que no tienen curiosidad, ilusión por los nuevos retos y empeño permanente de mejora…y la falta de estas competencias pueden ser un problema grave en un entorno de cambio al que debes adaptarte rápidamente. La realidad es que las empresas, cada vez más, necesitan de equipos con estas características. Incluso mucho más que perfiles con un título universitario determinado.

Formación contínua por parte de la empresa o de forma personal

Una vez que la formación contínua es imprescindible, esta debería ser responsabilidad de las empresas, pero como no siempre lo es y en su propio interés; la formación contínua debe ser una obligación del propio trabajador.

¿Porqué? Te damos 10 motivos importantes que te empujarán a tomar una decisión:

1)      Más y mejores oportunidades laborales

No solamente es aumentar el grado de conocimiento o especialización, en sí ya importante; sino demostrar una actitud de aprendizaje contínuo, lo que te dará las nuevas oportunidades. Una demostración de perfil inquieto puede ser la clave.

2)      Mejores salarios

Una mayor preparación para el mercado laboral va acompañada de mejores remuneraciones. Es sabido que los profesionales que cuentan con estudios de Posgrado y capacitaciones resultan más atractivos para las empresas, que con el afán de retenerlos ofrecen salarios más altos que los que ofrecerían a un trabajador con menos formación.

3)      Especializacón: mayores tasas de empleo

Incluso en las épocas de crisis, el desempleo no afectó al sector digital, ¿porqué? Porque la demanda ha seguido hasta ahora siendo mayor que la oferta de personas formadas.

Estudia los sectores más demandados, intenta adelantarte estudiando tendencias y estando al día.

4)      Oportunidades de carrera internacional

¿Especialización únicamente en tu país? Piensa que en el nuevo mundo global podrías trabajar en tu país o en cualquier otro incluso desde tu casa. No te cierres a las nuevas formas de trabajo y piensa en las tendencias no solo en tu mercado, tanto para trabajar como para formarte. Con la formación online podrás formarte desde casa en cualquier país del mundo.

5)      Más recursos para superar las crisis o los problemas circunstaciales

Cuando la economía de un país sufre altibajos, o el trabajo en determinado sector cae; los trabajadores con mayor nivel de formación o especialización siempre cuentan con un mayor número de recursos a la hora de buscar mejorar su situación.

La formación en ese sentido, es un seguro de vida.

6)      Creación de una marca personal sólida

La marca personal, la imagen profesional que proyectamos en el mercado, es de suma importancia para acceder a mejores oportunidades laborales. Mantenerse actualizado y al corriente de las necesidades y tendencias formativas del sector para el que se trabaja colaborará con la creación de una marca personalidad más sólida y al mismo tiempo más atractiva para los reclutadores.

Recuerda: esta es una economía de competencias en donde la curiosidad, la inquietud, o el deseo de mejora, son activos importantes.

7)      Contratos firmes

La diferencia entre un contrato temporal y un contrato estable puede ser un curso, un Posgrado, o cualquier etapa de capacitación que permita a un trabajador presentarse como una pieza importante para el equipo y por lo tanto, un trabajador al que conviene ofrecer un contrato estable que asegure su permanencia.

8)      Posibilidad de alcanzar puestos de responsabilidad

Los altos mandos de las mejores empresas de mundo se caracterizan por un factor común: su capacitación. Alcanzar lo más alto de una compañía dependerá, en gran medida, de lo preparado que se encuentre el trabajador para lidiar con esta responsabilidad y de nuevo, de su perfil y sus competencias humanas demostradas.

La visión de la formación contínua para los equipos, la necesidad de innovación y mejora, la capacidad de gestionar cambios…son ingredientes que se esperan de los nuevos líderes.

9)      Facilidad para cambiar de sector

Al ampliar los horizontes formarse en el área para la que se trabaja pero también en aquellas que pueden identificarse como “emergentes” o de creciente interés para las empresas; puede facilitar a los trabajadores el cambio de un sector a otro en caso de ser necesario.

Es decir, quienes se capaciten tendrán mayores oportunidades laborales en su sector pero también en otros, lo que resulta de gran ayuda durante crisis económicas y momentos de inestabilidad del mercado.

10)  Networking

Contactar con otros profesionales, nutrirse de lo que estos tienen para enseñar y aportar saberes y experiencias a colegas es imprescindible para crecer tanto a nivel personal como profesional. Cada curso, pequeña capacitación o etapa formativa que se atraviese permitirá acceder a encuentros con otros profesionales y momentos de Networking enriquecedores a nivel profesional pero también personal.

En caso de que estas 10 ventajas no resulten suficientes, es necesario destacar que además de implicar un claro beneficio para el trabajador, la formación continua permite que las empresas resulten más atractivas, y por lo tanto el mercado más competitivo e interesante. Trabajadores, empresas y mercados, todos pueden mejorar con la formación correcta.

http://noticias.universia.es/educacion/noticia/2017/12/12/1156824/10-ventajas-seguir-formandote-trabajando.html


 
  Comparte esta Información.







Facebook


© Copyright 2018. Todos Los Derechos Reservados